Claves para manejar el primer corte de alfalfa

Un paso en falso en el primer corte de alfalfa puede derivar en un desaprovechamiento de este material, caracterizado por un gran valor nutricional. Es por eso que, desde FoodCo te contamos cuáles son esos recaudos a seguir.

- En principio, durante el primer año, si la siembra se realizó entre marzo y mayo, el primer corte será entre septiembre y octubre. 

- El mejor momento para realizar el corte es cuando el forraje se encuentra en un estadio fenológico temprano, sin flor: esto potencia la digestibilidad del mismo, el consumo por parte de los animales y el contenido proteico. Desde el INTA, refieren también que el corte se debe realizar cuando la pastura alcance el 10% de la floración o cuando los rebrotes basales alcancen una altura de aproximadamente 5 cm. Esta es la forma de lograr un equilibrio entre la producción y calidad de la pastura.

- El INTA menciona que a partir de este primer corte, los siguientes serán mensuales, entre 25 a 40 días, según el clima. 

- Se debe dejar reposar en períodos de invierno, porque la pastura disminuye su crecimiento por las bajas temperaturas.

- La altura de corte es de 5 cm aproximadamente, y es conveniente dejar hojas verdes en la planta para una mejor y más rápida recuperación.

- Es importante acondicionar el forraje, acelerando el proceso de secado y concentrando de esta manera la mayor cantidad de carbohidratos solubles.

- Si se deben juntar hileras, es mejor hacerlo después del corte para evitarnos problemas por exceso de materia seca. Son mejores las hileras bien densas.

- Es conveniente recoger el forraje con una humedad que ronde el 50% para asegurar la fermentación, pero concentrando materia seca lo cual disminuirá los costos de confección y suministro. En cuanto a la fermentación, para asegurarla, se pueden usar inoculantes bacterianos certificados.

- Si las pasturas “explotan”, y no tenemos capacidad de respuesta ante la situación, el método de conservación sugerido es el silaje. Si bien es considerada una alternativa costosa, siempre es bueno recordar que perder o desperdiciar la producción es doblemente costoso.

- Prever los silos según la tasa de extracción. Asimismo, como el consumo de este tipo de forraje es menor a otros recursos, se recomienda dejar una cara de exposición al aire menor. Para que los animales consuman alimento fresco y que tenga el valor nutricional previsto en la dieta, se sugiere consumir entre 30 y 40 cm de esta cara que queda expuesta

Fuente: todoalfalfa e Inta.gob.ar