La alfalfa, el pilar nutricional del ganado

La alfalfa es uno de los pilares nutricionales clave en la alimentación del ganado. Esto se debe a que es un forraje rico en propiedades que mejoran el desarrollo y digestión del ganado, así como la producción de leche. Desde Foodco queremos contarte cuáles con esos componentes nutricionales tan necesarios.


Al ganado, le aporta proteína de calidad, minerales y vitaminas. Por esto mismo, su uso es recomendado en la crianza de terneras y para el balance de los animales.

Ofrece los principales minerales que demanda la dieta del ganado, como calcio, potasio, magnesio y fósforo.

También es una fuente de fibra, lo que incide en la digestión animal. En este sentido, trabaja mejorando la rumiación y, de esta manera, la saliva evita la acidez.

Respecto a cómo incide en la calidad de la leche, reduce la grasa y mejora la proteína.

Entonces, como para darse una idea acerca de la importancia de la alfalfa, puede suplir en un 90 % los requerimientos nutricionales de la vaca lechera.

Asimismo, permite que su forma de consumo sea variada:
- pastoreo directo
- pastoreo cuando el forraje es cortado de manera mecánica
- el forraje ya cortado y distribuido en fardos, en rollos o incluso en comederos
- el forraje en pellets.

Por último, además de resultar muy útil en la nutrición del ganado, también tiene otras propiedades que la hacen “elegible”: entre ellas, que contribuye a la recuperación del suelo, por la capacidad que tiene de captar el nitrógeno y fijarlo al suelo.