¿Sabías que la alfalfa es la reina del forraje? Acá las razones

Conocida como “la reina forrajera”, la alfalfa es una planta que aporta numerosos nutrientes al ganado, especialmente al lechero, pero también sirve para la recuperación de los suelos. En esta nota de Foodco te contamos más.

Alimentación animal
En la alimentación del ganado, aporta proteína de calidad, minerales y vitaminas. Por esto mismo, su uso es recomendado en la crianza de terneras y para el balance de los animales.

También es una importante fuente de fibra, contribuyendo a la digestión del animal. Además, se puede combinar con el ensilaje de maíz y, en este sentido, suple el 90 % de los requerimientos nutricionales de la vaca lechera. Además, la alfalfa también actúa en el sentido de mejorar la proteína de la leche y reducir la grasa. Un dato no menor: al animal también le resulta muy sabrosa.

Al ganadero, el uso de alfalfa también le permite alcanzar una mejor calidad en su producto ya que es un alimento natural. La calidad de su valor nutritivo incrementa con la deshidratación.

Incluso también es incluida en la alimentación de los caballos, ya que la alfalfa aporta más proteínas que el heno y la hierba. También cuida la salud digestiva del caballo, contribuyendo al desarrollo de un sistema óseo y articular fuerte.

Su fibra también es un estimulante para la masticación, mejorando la rumiación, y por lo tanto, contribuye a evitar problemas frecuentes como la acidosis ya que la saliva es el principal amortiguador de la acidez.

Recuperación y cuidado del suelo
Como mencionábamos líneas más arriba, la alfalfa también contribuye a la recuperación del suelo. Esto se debe principalmente a su capacidad de captar los nutrientes de la atmósfera y fijarlos al suelo, por ejemplo el nitrógeno, que resulta indispensable para los cultivos futuros. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la alfalfa no es un cultivo que se puede cosechar en la misma parcela muchos años seguidos.